Love Never Gives Up - LA HISTORIA - Wedcompany Blog
19680
post-template-default,single,single-post,postid-19680,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Love Never Gives Up – LA HISTORIA

28 Nov Love Never Gives Up – LA HISTORIA

Un final feliz, un reencuentro, un viaje, una separación y un noviazgo: En ese orden conocimos esta historia que nos cautivó. #LoveNeverGivesUp fue el hashtag de su Wedding Site y así titulamos esta linda historia ¡Enterate por qué!

Un viaje de a dos

Luego de tres años de noviazgo, Sofi y Aldo estaban listos para dar un volantazo a la vida, y salir a buscar su crecimiento profesional a otro país. Sacaron un pasaje de ida y vuelta a Barcelona, ciudad donde Aldo iba a terminar sus estudios, mientras Sofi iba en búsqueda de algo que la apasionaba pero todavía no le había dedicado el espacio que le correspondía: escribir.

Nada de todo esto sucedió como esperaban: dos meses antes del vuelo de partida, Sofi y Aldo se separan.

Si el cambio lo buscaban afuera, la vida los sorprendió con un cambio interior que más adelante iban a entender y agradecer.

Un viaje de a uno

“Acepté el dolor con amor y aprendí a confiar” fueron las palabras que a Sofi la ayudaron a tomar valor para seguir con el plan, aunque sola.

Cada uno uno hizo viaje que tenía que hacer: Él terminó sus estudios en Barcelona y  Ella se se fue de voluntaria a la India, a los hogares de la Madre Teresa de Calcuta, y más tarde, fue en el país de sus raíces: GRECIA, donde forjó su YO ESCRITORA. 

Un pasaje de vuelta

Casi un año después -y ochenta páginas del diario de Sofi- era momento de volver. Cada uno por su lado habían vivido un viaje que los había llenado de experiencia, sabiduría, anécdotas, fotos… y una vida nueva. La cosa empezaba a funcionar muy bien. Pero estaba el pasaje de vuelta. Un pasaje que los llevaba a los dos al mismo lugar, mismo avión y a un reencuentro que los dejaba directo en el final feliz.

Un casamiento

Sofi y Aldo se reencontraron, y no hubo más dudas de que lo único que querían era estar juntos de nuevo. Y así fue.

Festejaron este reencuentro 3 años después,  30 de septiembre de 2017, con un casamiento donde la buena onda, amigos familia y… platos rotos, fueron los platos principales. Sí, el festejo tuvo su momento de tradición Griega, y todos los invitados bailaron al ritmo de Zorba el Griego ¡Hasta la abuela de 95 años vino desde Grecia y se bailó todo!

Les dejamos algunas fotos para que se deleiten con tantas caras felices.

¡Gracias chicos  por confiarnos su lista de regalos y compartirnos esta historia tan inspiradora!

 

 

No Comments

Post A Comment