Problemas que una Wedding Planners solo sabrá solucionar
19420
post-template-default,single,single-post,postid-19420,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

3 contratiempos que solo una Wedding Planner sabrá solucionar

09 Nov 3 contratiempos que solo una Wedding Planner sabrá solucionar

Dicen que casarse es uno de los momentos más estresantes en la vida de una persona. Y entendemos por qué. No existe casamiento que no haya tenido al menos un pequeño inconveniente. Y esto es normal, no te preocupes. Si no es el vestido, son las flores para el ramo, el catering, el DJ, la lluvia… ¡Claro! Son muchísimas cosas las que hacen al evento -no importa lo sofisticado y completo que sea o cantidad de personas que asistan- de las cuales hay que ocuparse. Sobre todo porque si a eso le sumamos que es un paso muy importante en la vida de cualquier persona, y el estrés puede jugar una mala pasada.

Tener una Wedding Planner que te acompañe a lo largo de la organización y esté en EL día, es invaluable. No solo porque hace la coordinación general y tiene más que en claro cómo debe salir todo, sino porque posee la experiencia necesaria. ¿Para qué? Para resolver, por ejemplo, estos contratiempos comunes a cualquier casamiento:

 

 

1. Problemas con el vestido

Este debe ser el problema más común y la preocupación de todas las novias: que se rompa el cierre, que un botón se pierda, que se manche el vestido… ¿Qué recomendación te daría una Wedding Planner? Que tengas con vos, si no es a la modista que confeccionó el vestido, a alguien de su equipo. Esa persona no solo tendrá todo los elementos necesarios para cualquier emergencia, sino que sabrá hacerlo bien.

2. Pronóstico no favorable

Si el punto 1 era el más común, este entonces es el terror de cualquier pareja: Que llueva incansablemente en EL día. Esto presenta un problema, sobre todo, si el casamiento es al aire libre -cuestión común en esta época de tan lindos días y temperaturas agradables-. ¿La recomendación? Estar preparados. La propia semana del casamiento sabrás con seguridad qué tiempo te tocará. ¿Hay posibilidades de que llueva? ¡Paraguas para todos! Y si es al aire libre, más vale tener sobre la manga carpas para que los invitados se resguarden del agua. ¿Mucho frío? ¡Mantas! La comodidad de los invitados es importante para que todos la pasen bien, por eso siempre, siempre hay que estar preparados.

3. Invitados que cancelan en el día

Para armar una lista de invitados a un casamiento, hay que hacer un esfuerzo en decidir ‘quién pasa y quién no’. Suena grotesco, pero las personas que queremos que sí o sí estén presentes, son la parte fácil. Sea un gran evento o algo más reducido, casarse implica invertir una cantidad de dinero. Y eso es un gran determinante para tomar dicha decisión. Ahora, ¿qué pasa si en el mismo día, una familia te comunica que no podrá asistir? Para tu tranquilidad, de eso se ocupará la Wedding Planner, de buscar llenar la mesa que puede quedar semi-vacía. De esta forma, vos transitarás tu día sin preocupaciones.

 

 

 

No Comments

Post A Comment